Ayuda a tus hijos a superar sus miedos

El papel de los padres ante los miedos es muy importante, acompañalos buscando la ayuda en los libros infantiles.

Durante su crecimiento, los chicos van pasando por diferentes etapas y viven distintos miedos. Son miedos evolutivos que suelen ser poco intensos y no durar demasiado en el tiempo, aunque parezcan enérgicos y que nunca van a tener fin.

La tarea de los padres es apoyarlos, sobre todo acompañarlos en sus momentos de temor para transmitirles protección, hasta que tengan la seguridad suficiente para tranquilizarse ellos mismos.

No lo sobreprotejas y permitile que empiece a resolver sus propios problemas, siempre y cuando no excedan su edad y etapa de desarrollo.

Ante los miedos típicos de la infancia podes tener en cuenta estos sencillos consejos y aplicarlos en muchas situaciones:

  • No los dejes solos cuando tenga miedo. Escuchalo y respeta lo que dice, para ellos es un sentimiento muy real que hace que se sienta mal.
  • Ayudalos a que se den cuenta de que es natural sentir miedo y preocuparse por las cosas. Transmitiles tu seguridad en lo que ahora les parece terrorífico y amenazante. Hacele ver que pueden vencerlo gracias a tu ayuda, amor y su crecimiento.
  • Ante el miedo a los monstruos podes buscarlos con ellos por el armario o debajo de la cama. Que vean que no están y para que le ayude aún más, ofreceles un muñeco protector. Los libros sobre esta temática también son un buen recurso.
  • Si piden la luz encendida, o la puerta abierta permitilo, es una forma de dejar de sentirse amenazados. Mejor no hacer de esta petición un asunto de madurez, porque lo asustaría más. Y cuando consiga superar este miedo y no necesite la luz encendida, es el momento de reconocer el logro de haber superado su miedo.
  • Ofrecele tu apoyo e incluso permití que retroceda un poco y que se muestre dependiente, que vuelva a ser un poco más bebé hasta que se sienta capaz de vencer sus temores. No tengas miedo, no se va a volver dependiente permanentemente. Cuando veas que no tuvo miedo o que sus temores no lo dominaron, lo mejor es reconocer su valentía y felicitarlo por ser un “niño grande”. A los niños les gusta crecer y ser grandes y que sus padres valoren sus pequeños logros.
  • Ante el miedo a la separación, ofrecele muñecos o rituales que le puedan ayudar en las despedidas, cuando vaya a lugares desconocidos.
  • Decile que es normal tener miedo, que vos a esa edad también tenías miedo y explicale lo que hacías para superarlo (cantar, contar en voz alta, cerrar los ojos y pensar en cosas divertidas, etc.)

A medida que vaya superando sus temores, destacalo para que pueda ir aprendiendo sobre su éxito. Siempre que nuevos miedos surjan recordale cómo venció los antiguos, y por lo tanto, transmitile la confianza de que este nuevo también va a ser capaz de superarlo.

Los libros sugeridos de esta semana son:

Ni un poquito así de miedo de Mercedes Pérez Sabbi – SIGMAR

Muestra la facilidad con que un niño puede asustarse y como se tranquiliza cuando el papá, la mamá o una voz amiga le explican la causa de su miedo.

¡ Que miedo! Está Oscuro de Ana Iriarte – Editorial del Naranjo

Bruno pasa una noche de susto: en su habitación, a oscuras, ronda un terrible monstruo. Guiado por su papá, descubrirá que el monstruo no era más que un juego de ruidos y sombras entre la noche y el viento.

Hay un monstruo debajo de mi cama de Liliana Cinetto y Lucía Mancilla Prieto – Editorial del Naranjo

Parece que hay muchas clases de monstruos. Algunos son enormes; otros no tanto. Algunos dan miedo, mientras que otros son tímidos y andan en busca de cariño. En materia de monstruos, hay de todo ¡ hasta los que se esconden debajo de la cama!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *