Cómo incentivar la lectura desde el jardín de infantes

Como todas las semanas la columna sobre literatura infantil de María Orozco nos acerca títulos interesantes para compartir con los chicos y nos da a conocer diferentes editoriales.

María Orozco desde Ciudad Activa, centro cultural de IADEPP, nos acerca sus sugerencias en literatura infantil de la mano de las editoriales Sm, Kalandraka, Timunmas y Lóguez  aconsejando cómo formar niños lectores.

Leer. Esa posibilidad de compartir lo que puede ofrecer un texto cuando es leído por alguien con emoción, con cariño y disposición, es el mejor camino para formar lectores. 

La lectura depende bastante más de lo que hay detrás de los ojos: de la información no visual más que de la información visual enfrente a ellos. Debemos procurar que en casa tengan un lugar donde los chicos puedan desarrollar actividades de lectura significativas y útiles, donde puedan participar sin ser evaluado ni presionados, donde pueda ser ayudado para ir adentrándose en el mundo de los lectores. Debemos ser los facilitadores de caminos de la lectura, garantizando que la misma tenga sentido, acercando al niño a ella de una manera placentera, útil y frecuente. Se le debe leer, contar cuentos, poemas, rimas; acercarle materiales escritos que tengan algún sentido para el niño, en el mundo real y en el mundo que lo rodea, así como también saber aceptar todo aquello que él pueda aportar, dado que esto será de un valor afectivo tan importante que lo motivará cada vez más a avanzar por esa senda lectora.

Formarse como lector es cosa seria y requiere de andamiajes potentes.

Los objetivos son muchísimos

  • Establezcan un vínculo afectivo y lúdico con los libros. Una relación inteligente con la lectura.
  • Deseen un contacto directo y cotidiano con diferentes portadores de textos.
  • Que quieran escuchar cuentos, poemas, textos informativos.
  • Puedan expresar a partir de la lectura sus sentimientos, ideas, afectos, su pensamiento fantástico
  • Relaten los cuentos leídos de acuerdo con su propia interpretación.
  •  Lean secuencialmente historias simples en imágenes.
  • Distingan los elementos textuales diferenciando palabras, ilustración, fotos y anticipando significados.
  • Reconozcan algunos elementos del libro (tapas, interior).
  • Realicen experiencias como lectores y usuarios de biblioteca.

Estas prácticas de lectura pueden llevarse a cabo favoreciendo acciones como:

  • Manipular, explorar, jugar y leer cotidianamente diferentes textos literarios,informativos y soportes textuales (tradicionales y tecnológicos).
  • Conversar sobre temas cotidianos y fantásticos. Sobre lecturas.

En esta etapa los tipos de libros y textos que pueden ofrecerse son muchos y muy variados

  • Historias, cuentos y poesías. Textos lúdicos que incluyan juegos con el cuerpo, con la voz, con palabras, gestos. De secuenciación lógica.
  • Lenguaje claro. Con repeticiones y juegos fónicos de palabras .
  • Cuentos breves (de tradición oral y de autor). Maravillosos (o cuentos de hadas), Mínimos (“Había una vez un hada, y no sé más nada”), De nunca acabar (“¿Querés que te cuente El cuento de la buena pipa?”), Acumulativos (agregan situaciones hasta la resolución del problema)
  •  Temáticas de animales y de las cosas que nos rodean (naturaleza, colores,formas…). De niñas, niños y su mundo, sentimientos, experiencias, miedos…
  •  Canciones infantiles, populares y de juegos. Estribillos tradicionales.
  •  Poesías con ritmos marcados. Rondas, nanas y rimas.
  •  Libros de imágenes, de papel, de plástico, de tela, de cartón en diferentes tamaños. Libros álbum (la ilustración y texto complementan sentido).
  • Libros como objetos de juego (formatos no tradicionales, texturas, transparencias,móviles).

Aquí mis sugerencias para esta edad tan linda para compartir tiempos de ocio leyendo con los niños

La naturaleza – Editorial Timunmas

Este libro forma parte de una colección de libros sonoros, que ayudará a los más pequeños en el desarrollo de los sentidos.

Los instrumentos del mundo – Editorial Timunmas

Otro maravilloso libro de la colección de libros sonoros de la Editorial Timunmas, que descubrirá a los más pequeños los sonidos de hasta seis instrumentos del mundo, como la mandolina o la flauta de bambú

Si yo fuera un león de Isabel Pin – Editorial Lóguez

 

¿Sabes rugir como un león? ¿O croar como una rana? ¿O trinar como un pájaro? Sujeta el libro abierto delante de tu cara ¡y que empiece la función! Un libro perfecto para sorprender a los bebés y enseñarles, poco a poco, a imitar los sonidos de los diferentes animales al tiempo que juegan.

 

 

Cocodrilo de Rubio y Villan – Editorial Kalandraka

Este sencillo cuento pertenece a la colección «De la cuna a la luna» junto con otros títulos como Miau, Veo Veo, Luna o Zapato, entre otros. Cocodrilo es uno de los libros infantiles más leídos, que atrapa a los niños con sus pictogramas poéticos, sus llamativas imágenes y su ritmo de lectura.

Un beso antes de dormir de Tellechea – Editorial SM

Todos los bebés animales besan a su madre antes de dormir. Una preciosa historia para contar a los niños antes de irse a dormir. Texto sencillo, tierno y con llamativas ilustraciones que cautivarán a los más pequeños.

 

El pollo Pepe de Denchfield – Editorial SM

¡El pollo Pepe está creciendo mucho porque es muy tragón! Este cuento clásico es, sin duda, uno de los favoritos de los niños, que encandila tanto por sus divertidas ilustraciones pop-ups, como por las hazañas de su entrañable y tierno protagonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *