De heroínas, humanismo y arte: Pía Klemp, Banksy y el barco rescatista

En el año 2011, Pía se unió a la organización “Sea Shepherd Conservation Society”, donde durante 6 años hizo todos los trabajos posibles a bordo, desde la cocina hasta buzo rescatista.

Pía Klemp es nuestra heroína, una chica cuya historia merece ser contada, para darnos cuenta que mientras dormimos hay gente que anda por los mares, rescatando refugiados de las inclemencias del mar.

Fuente: Leedor

Algún malpensado puede creer que las hazañas épicas son cosas del pasado; más propias de la bruma que envuelve a la Historia y la adorna con Literatura, inventos de la memoria para hacer entretenido un tiempo que ya no va a volver. Pero no, la humanidad, pese a todo, se empeña en realizar tareas sobrehumanas, donde el riesgo y el verdadero peligro se enfrenta sin obtener una recompensa individual, sino como una ofrenda para los otros.

Pía es bióloga y comenzó trabajando en proyectos conservacionistas y fue también instructora de buceo. Evidentemente su pasión por las causas nobles y por el mar ya pre existían en ella.

En el año 2011, Pía se unió a la organización “Sea Shepherd Conservation Society”, donde durante 6 años hizo todos los trabajos posibles a bordo, desde la cocina hasta buzo rescatista. Sea Shepherd es una asociación considerada por varios países como “terrorista”, ¿por qué? por oponerse a la caza indiscriminada de ballenas; por supuesto que los países que la consideran ilegal, son aquellos que tienen importantes intereses en la caza de ballenas.

Si alguien lo piensa en abstracto se pregunta, cómo es posible que alguien apoye la masacre indiscriminada de los cetáceos; la respuesta es simple: dinero. Por dinero baila el mono y “quien no tiene dinero, no es de sí señor”. Ya lo decía en la Edad Media el Arcipreste de Hita “al torpe hace discreto y hombre de respetar” y es que nada ha cambiado en esta sociedad, cuyo único fin es la acumulación de riquezas.

A partir del año 2016, Pía comenzó a trabajar en tareas humanitarias, rescatando migrantes de las aguas del Mediterráneo. Se calcula que rescató más de 14.000 personas, junto a las organizaciones Juggend Rettet y Sea-Watch. Fue acusada de trabajar para traficantes de personas y las autoridades europeas han secuestrado los barcos y detenido a la tripulación, incluyendo a ella por el simple pecado de ser un poco humanitaria e impedir que miles de personas se ahoguen en el vinoso Ponto.

En los últimos días Pia estuvo en los medios, esta vez, junto a Banksy. Como se sabe, siempre hay que estar del lado Banksy de la vida y eso implica causas nobles y artes plásticas; Justicia y Arte; ¡Graffiti o Muerte!. Según contó ella misma, un día recibió un correo electrónico de Banksy, donde le decía que le quería comprar un barco para las tareas humanitarias en el Mediterráneo y que la felicitaba por todo el trabajo que hacía. Por supuesto que no le creyó y cortó.

Al tiempo se volvió a contactar y confirmaciones mediante, el artista compró el barco Louis Michel. Vale aclarar que el nombre del barco, Louis Michel, se debe a una militante anarquista, del siglo XIX, una de las protagonistas de la Comuna de París, quien además de educadora hizo etnografía, cuando fue deportada al Pacífico Sur luego de la derrota de la Comuna.

El Louis Michel es un barco feminista, donde todos los cargos de importancia están ocupados por mujeres. Por supuesto que viene con unas hermosas ilustraciones del artista de Bristol; colores rosados y los clásicos esténciles. En menos de 1 mes, el barco al mando de Pía ya rescató a más de 100 personas, perdidas en alta mar. En los rescates, estos barcos no sólo enfrentan a los peligros del mar y a las consecuencias de atender a gente que estuvo al borde de morir, ahogados o deshidratados, sino que se enfrentan a la represión de los barcos costeros de los diferentes países de la cuenca mediterránea. Las superheroínas existen y son de carne y hueso y se dedican a salvar personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *