“Desde la arquitectura”, de Luciana Levinton

Hasta el 08 de marzo de 2020 de martes a domingo. En el Museo Nacional de Arte Decorativo. Actividad gratuita

Visitá la exposición de esta artista argentina, inspirada en la obra de la célebre arquitecta ítalobrasilera, Lina Bo Bardi.

Fuente: Ministerio Cultura Argentina

Exhibición de la artista Luciana Levinton. Además, es también un homenaje a algunas de esas mujeres que transformaron el mundo proyectual en el siglo XX. Por eso la mirada intuitiva, sugerente -por momentos evanescente- y fragmentada de Levinton permite notar cuestiones que los modos tradicionales de la arquitectura nos impiden percibir. Luciana sabe ver y sentir la arquitectura desde el arte y así evidenciar nuevos mundos y mensajes cifrados. Su propuesta es elegante e inmersiva en una dimensión óptica y emotiva que nos invita a dejarnos llevar y deambular fugazmente en un viaje único que solo la cosmovisión de una artista singular puede transmitirnos. 

Hay diferentes modos de ver y muy disímiles formas de percibir una obra de arte o el mundo que nos rodea. En el caso de la arquitectura, no solo debe ser vista, debe ser apreciada con todos nuestros sentidos. Incluso, a veces, es mejor cerrar los ojos y dejar que el instinto guíe nuestra percepción.

Hoy, en la era digital, se están transformando las formas de representar la arquitectura y sus espacios. Las maquetas virtuales y los renders digitales nos proponen una representación hiperrealista. ¿Cómo volver a apreciar la arquitectura en su mensaje y poética trascendente?

Luciana Levinton nos propone hacer esa experiencia y compartir sus íntimos modos de ver, revisitando la siempre sorprendente obra de la genial Lina Bo Bardi (Roma 1914- São Paulo 1992). Situar la mirada sobre Bo Bardi tiene el atractivo de redescubrir y poner el foco en una mujer extraordinaria, durante muchos años invisibilizada, que ha dejado una marca decisiva en la arquitectura y el diseño contemporáneos.

Lina fue la arquitecta italo-brasileña que humanizó el racionalismo, ligándolo a la emoción. Cuando terminó sus estudios de Arquitectura en Roma en 1939 se trasladó a Milán para trabajar con GiòPonti en su mítica revista Domus. En 1946 se mudó junto a su marido, el crítico de arte Pietro María Bardi, a Brasil, que en esa época se encontraba en el apogeo del Movimiento Moderno con Oscar Niemeyer a la cabeza. Lina Bo Bardi trabajó en muchas expresiones creativas: arquitectura, museografía, diseño, labor editorial, teatro, cine.  A finales de los años 60, proyectó su ópera prima, el MASP (Museo de Arte Moderno de São Paulo), que se convirtió en una obra maestra y emblemática. Tal vez el edificio que mejor ejemplifica una arquitectura colectiva, social, política, moral, emotiva, popular, regional, austera, libre y urbana. Sus obras posteriores confirman esos valores. El reciclado de una vieja fábrica paulista para usos comunitarios, culturales y deportivos -SESC Pompéia- es una lección superior de sensibilidad y creatividad, un claro ejemplo de cómo hacer más con menos y como lograr que la gente interactúe, genere vínculos y sea la protagonista central de la arquitectura. Visto en perspectiva no parece casual que su autora haya sido una mujer.

¿Cuándo?

Hasta el 8 de marzo de 2020, de martes a domingos de 12:30 a 19:00 h.

¿Dónde? 

Museo Nacional de Arte Decorativo, Av. del Libertador 1902 CABA.

Entrada gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *