El humedal costero de Bahía Blanca tiene un proyecto ambiental y educativo

Proyecto de Innovación y Transferencia en Áreas Prioritarias de la Provincia de Buenos Aires (PIT-AP-BA), financiado por la CIC (Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires)– que tiene como propósito concientizar sobre la conservación y el valor de los humedales costeros en el área de la Bahía Blanca mediante la aplicación de TIC.

Con la finalidad de concientizar sobre la conservación y valoración de los humedales costeros se desarrolla en el Departamento de Geografía y Turismo de la Universidad Nacional del Sur el proyecto Innovación educativa: los humedales costeros de la Bahía Blanca como espacio recreativo

Fuente: Ciencia en red

Los humedales de la costa marítima conforman ambientes que se destacan tanto por sus propiedades naturales y por su alto valor paisajístico, así como por los servicios ecosistémicos que brindan, constituyen ambientes de gran fragilidad debido al impacto que reciben como consecuencia del avance urbano y de actividades específicas tales como las industriales, portuarias y recreativas. Son sitios de gran biodiversidad y lugares para la alimentación, descanso y reproducción de numerosas especies de animales. Asimismo, ofrecen diversos beneficios y servicios a la sociedad como fuente de agua, control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas y productividad primaria de las especies vegetales y animales, entre otros. De allí que, la protección de estos ambientes en vías de extinción requiere de intervenciones inmediatas no sólo para mantener funciones ecosistémicas indelegables sino también por constituir parte importante de nuestro patrimonio ambiental, con paisajes que tienen un especial significado para las comunidades ribereñas.

Con la finalidad de concientizar sobre la conservación y valoración de los humedales costeros se desarrolla en el Departamento de Geografía y Turismo de la Universidad Nacional del Sur el proyecto Innovación educativa: los humedales costeros de la Bahía Blanca como espacio recreativo –Proyecto de Innovación y Transferencia en Áreas Prioritarias de la Provincia de Buenos Aires (PIT-AP-BA), financiado por la CIC (Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires)– que tiene como propósito concientizar sobre la conservación y el valor de los humedales costeros en el área de la Bahía Blanca mediante la aplicación de TIC. En el mismo participan investigadores de Geografía, Turismo y Computación con los objetivos de caracterizar las condiciones naturales y paisajísticas de los humedales mediante el uso de las TIC – a través del desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles de Realidad Aumentada en exteriores– y diseñar itinerarios educativos y recreativos en los humedales costeros.

El sector se distingue como una costa baja de ancho variable, sometida al flujo y reflujo diario de las mareas, donde se desarrollan ecosistemas altamente especializados que configuran un paisaje singular, en él se incluyen las zonas con inundaciones mareales esporádicas. Debido al ingreso alternado de las mareas y a sus caracteres geobiofísicos presentan una amplia gama de nichos ecológicos, ocupados por especies vegetales halófilas –tales como jume, sarcocornia, atriplex y spartina– y animales con adaptaciones especiales cuyo desarrollo y permanencia dependen tanto de la configuración geomorfológica de planicies y canales de marea como de la amplitud de éstas, ambas reguladoras de la dinámica sedimentaria del sector. Las planicies de inundación de material fino, muy alteradas por la acción bilógica –cangrejo cavador– se denominan localmente cangrejales. Además, es una zona en la cual habitan especies de aves playeras –macas, garzas, flamencos, patos, chorlos, bandurrias, playeritos y gaviotas–, algunas de las cuales permanecen en el lugar y otras son de carácter migratorio que utilizan el estuario para refugiarse, alimentarse y reproducirse.

En el abordaje del proceso de investigación se prioriza la relación sociedad-naturaleza para comprender la importancia que tienen los humedales costeros en ambientes litorales. En el proyecto participan docentes de escuelas públicas, estudiantes, miembros de las ONGs y organismos públicos. Entre los contrapartes del proyecto se encuentran: FRAAM (Fundación para la Recepción y Asistencia de Animales Marinos), Museo de Ciencias de la Municipalidad de Bahía Blanca, Escuela de Enseñanza Inicial y Primaria UNS –5 to año, 50 alumnos–, Escuela de Ciclo Básico Común UNS –2 do año, 250 alumnos–, Escuela Primaria N° 15 Mariano Moreno –de 1er a 6to año, 25 alumnos de Villa del Mar– y Escuela Rural Nº 24 –de 1er a 6to año, 30 alumnos de Chasicó–. En este contexto, la implementación de la investigación-acción propicia el desarrollo de un proceso de indagación científico junto con la puesta en marcha de actividades educativas y recreativas que posibilita la ejecución y prueba de las TIC por parte de los miembros y de los beneficiarios directos del proyecto –estudiantes y docentes de las escuelas mencionadas–.

La investigación-acción supone entender la enseñanza como un proceso de investigación, un proceso de continua búsqueda, integrando la reflexión y el trabajo intelectual en el análisis de las experiencias que se realizan, donde el trabajo en el terreno constituye un pilar fundamental. Así los estudios de campo efectuados en los humedales costeros de la Bahía Blanca, en particular en Villa del Mar, de los cuales participaron 355 alumnos y 30 docentes de los establecimientos educativos señalados junto con voluntarios de FRAAM, conformó un espacio de conocimiento, contacto e interacción con un ambiente desconocido para la mayoría de los estudiantes. La observación directa y la aplicación de Realidad Aumentada en exteriores con dispositivos móviles resultaron clave en la experiencia abordada y un desafío en su implementación. Los especialistas en Visualización y Computación Gráfica desarrollaron una aplicación para dispositivos móviles que permite explorar e interactuar con información georeferenciada. Así, mientras el usuario recorre la zona costera la aplicación le permite, a través de un celular o una tablet, obtener información aumentada de la zona. Esto significa que el dispositivo se transforma en una ventana con información virtual. La aplicación presenta íconos en la pantalla informando hacia dónde debe dirigirse el usuario y a qué distancia se encuentra para arribar a un punto de interés y de este modo accede a datos relevantes, contenido multimedia y juegos didácticos que promueven el aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *