Haciendo frente a la pandemia

Los resultados generales de este estudio mostraron la necesidad de incluir el impacto psicológico de la pandemia sobre la población al momento de pensar en el salvamento de vidas.

La Facultad de Psicología, como cada facultad de la Universidad de Buenos Aires, ha asumido un rol preponderante durante la pandemia, entre otras cosas, brindando un servicio de atención psicológica gratuito para toda la comunidad, incluso, para el personal de la salud.

Fuente: UBA

Frente al malestar psicológico provocado por la situación de pandemia, así como por las medidas de cuarentena obligatoria que se tomaron para la prevención de su propagación, la Facultad de Psicología, como el resto de las facultades de la Universidad, se pusieron a la vanguardia de esta lucha y, entre otras cosas, está brindando un servicio de atención psicológica gratuito para toda la población.

Teniendo claro que esta realidad puede dejar secuelas en las personas, desde el Servicio se busca brindar orientación para manejar la ansiedad y el malestar psicológico. Esta orientación tiene por objetivo brindar recursos, escucha y asistencia psicológica en una comunicación única con la persona consultante. No se trata de un tratamiento psicológico, aunque si así lo requiriera la persona consultante, se realiza la derivación pertinente.

Siempre acompañando y brindando información y servicio acerca de los efectos de la pandemia sobre la sociedad, desde el Observatorio de Psicología Social Aplicada (OPSA) de la Facultad, se realizó un relevamiento del impacto psicológico de la cuarentena en la población argentina, cuyos resultados concluyeron en la necesidad de mejorar el seguimiento del impacto psicológico de la cuarentena y la pandemia así como evaluar las intervenciones o abordajes en crisis, los tratamientos presenciales y no presenciales, de modo de encontrar modelos óptimos de implementar por parte de los profesionales.

Asimismo, se destacó, tras dicho informe, la importancia de generar apoyo psicológico y su accesibilidad para el personal médico de primera línea, ya que dicha población es la que más riesgo presenta de sufrir las secuelas psicológicas.

Por otro lado, los profesionales pusieron el alerta en el aumento de conductas de riesgo durante todo este tiempo, dado el mayor consumo de alcohol, de tabaco, la automedicación o el cambio en el sueño, entre otras cuestiones.

El ámbito académico

En la Facultad de psicología se dictan tres licenciaturas: en Psicología, en Musicoterapia, en Terapia ocupacional; y el profesorado en Psicología. Para llevar adelante la cursada de manera virtual, se entrenó a más de 800 docentes y profesores, que transmitieron ese conocimiento al interior de sus cátedras.

Se confeccionaron videos tutoriales, instructivos y materiales para la capacitación en los cursos y se amplió la cantidad de servidores para el fortalecimiento y eficaz funcionamiento de la infraestructura.

Toda situación de vulnerabilidad de las personas y el riesgo que esto conlleva en situaciones como la que atravesamos, pone a los profesionales de la salud mental en un lugar de alerta y cuidado.

Tanto en el ámbito académico, como profesional y de extensión, durante todo el año, y a través de algunas de las acciones mencionadas, la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires, a través de autoridades, docentes, profesionales y alumnado, supo estar a la altura de las circunstancias y devolver a la sociedad, lo que la educación pública otorga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *