La Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha ha investigado la funcionalidad de los distintos medios de transporte urbanos: la más eficaz vuelve a ser la bicicleta.

La bicicleta es el medio más rápido con 13,07 km/h de media.

La Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha ha investigado la funcionalidad de los distintos medios de transporte urbanos: la más eficaz vuelve a ser la bicicleta.

Fuente: Ciclosfera

Cuatro formas de desplazarse por la ciudad: a pie, en bicicleta, en coche y en transporte público. Y un sólo objetivo: conocer cuál de ellas es la más rápida. ¿Adivinas quién gana?

Exacto: de nuevo, la bicicleta vuelve a imponerse a todos los demás. Y aunque los ciclistas urbanos ya lo sabemos, siempre se agradece que nuevos estudios lo confirmen. La última en hacerlo ha sido la  Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, que ha llevado a cabo un trabajo de investigación del que se ha hecho eco eldiario.es.

Los responsables del estudio escogieron tres recorridos distintos de itinerarios utilizados con mucha frecuencia para hacer gestiones, compras o actividades de ocio. Y lo hicieron en cuatro de las principales ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, tomando como muestra distancias de entre dos y seis kilómetros.

En coche casi se duplica el tiempo respecto al empleado en bicicleta

La mecánica fue sencilla: cronometrar el tiempo que se invierte desde el punto de salida hasta el destino, incluyendo lo que se tarda en llegar hasta el vehículo, en esperar el transporte público y en aparcar y llegar al destino final. Los cuatro recorridos fueron realizados en la misma franja horaria, para que la comparativa fuera fiable, por cuatro personas distintas en cada uno de ellos.

Los resultados fueron inequívocos, y demuestran, en todos los casos, que el uso de la bicicleta es la manera más rápida de desplazarse por la ciudad. En coche casi se duplica el tiempo respecto al empleado en bicicleta, con una diferencia de 5 a 20 minutos. En Madrid y Barcelona quedó en segundo lugar el transporte público, mientras que en Sevilla y Valencia fue el coche.

La bicicleta es el medio más rápido con 13,07 km/h de media

Si se toma como referencia la media de velocidad mantenida, la bicicleta es el medio más rápido con 13,07 km/h; a continuación se sitúa el transporte público, con 8,91 km/h, seguido muy cerca por el coche con 8,42 km/h. El método más lento, con notable diferencia, es el desplazamiento a pie, con 5,41 km/h.

Para distancias cortas, mejor a pie

“En esta investigación hemos aplicado líneas de tendencia que pudieran explicar un análisis más allá de los parámetros de distancia utilizados”, explican los responsables del estudio. “Constatamos que, en distancias inferiores a un kilómetro, caminar es más eficiente. A partir del kilómetro, la bicicleta es el medio más rápido en la ciudad, hasta 13,75 km que es cuando comienza a tener ventaja el coche como medio de transporte. Queda por estudiar qué ocurriría si se usara la bicicleta eléctrica, un medio que se está empezando a imponer en muchas ciudades de Europa”.

En relación al tiempo empleado hasta que se comienza a utilizar cada uno de los cuatro sistemas de desplazamiento citados, el de caminar, lógicamente, no tiene ningún tiempo de espera; la bicicleta, los dos minutos 22 segundos que se dedican a las tareas habituales para prevenir el robo; el transporte público, 11 minutos 26 segundos, y el coche, finalmente, 14 minutos 49 segundos son los que se invierten en llegar al aparcamiento, dejar el vehículo y caminar hasta el destino final.

La conclusión de este estudio es “muy clara”, aseguran sus autores: la bicicleta es el medio de transporte más eficiente en términos de rapidez en la ciudad. “Y no hay que olvidar otros argumentos, como los efectos que tiene sobre la salud y los socioeconómicos”, añaden, “pues es un sistema veinte veces más económico que el coche y diez veces más que el transporte público. Además, en relación al medio ambiente es más respetuoso con la contaminación atmosférica y acústica y anímicamente genera mayor satisfacción en las personas que la utilizan para desplazarse”, concluyen.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *