La UNSAM tiene una Identidad Visual Accesible

La participación plena en la vida universitaria depende de dicho acceso, el cual es uno de los pilares fundamentales de la formación y la integración.

La Dirección de Identidad Visual y la Comisión de Discapacidad y Derechos Humanos de la UNSAM realizaron un trabajo conjunto para garantizar la accesibilidad en la nueva identidad visual de la UNSAM. ¿De qué se trata esta iniciativa?

Fuente: NoticiasUNSAM

La construcción de accesibilidad en la comunicación implica un trabajo que tiende a remover obstáculos en los canales comunicativos institucionales e interpersonales para que todas las personas puedan acceder a la información con la máxima autonomía posible. La participación plena en la vida universitaria depende de dicho acceso, el cual es uno de los pilares fundamentales de la formación y la integración. 

Proveer una mejora de la accesibilidad en las piezas gráficas que se generan para la comunicación de nuestra institución es una responsabilidad y un compromiso. Por este motivo, la Dirección de Identidad Visual junto a la Comisión de Discapacidad y Derechos Humanos se propuso generar pautas aplicables a la comunicación gráfica que garanticen dicha misión. 

¿Cómo se elabora una identidad visual accesible?

La identidad visual consiste en un conjunto de recursos que conforman la voz gráfica de la Universidad. Es pensar el diseño como un aporte a los contenidos, un discurso visual que acompaña, potencia las ideas y brinda herramientas para mejorar la comunicación. 

El proceso para hacer accesible la identidad visual implicó un trabajo de indagación que permitió delimitar los puntos más importantes a tener en cuenta en los nuevos diseños: 

  • Ajustes de contraste de color entre tipografía y fondo.
  • Tamaños e interlínea de la tipografía.
  • Contraste de imágenes, cantidad de texto, etc.

Una vez definidos y aplicados los parámetros de accesibilidad de las piezas, comenzó una etapa de “testeo”, en donde estudiantes con discapacidad visual de la UNSAM chequearon qué piezas les resultaban más legibles. 

Este fue un proceso de varios intercambios entre modelos de piezas que implicó evaluar los criterios de accesibilidad y distintas necesidades de comunicación. Así se fueron adecuando nuevas plantillas hasta llegar a un consenso sobre las combinaciones de colores, texto e imagen, priorizando siempre la legibilidad. 

Las personas con discapacidad formaron parte de este intercambio como sujetos activos, analizando la accesibilidad de las piezas y constituyéndose, de este modo, en actores centrales que contribuyen a mejorar la comunicación de toda la comunidad UNSAM.

Tanto desde la Dirección de Identidad Visual como desde la Comisión de Discapacidad y Derechos Humanos nos da gran satisfacción el trabajo realizado, el cual tuvo como objetivo trabajar rumbo a lograr una Universidad inclusiva y respetuosa de los derechos de todas las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *