Rodrigo Manigot: “Hice una pandemia a ‘la japonesa’. No me quedó otro camino que aceptar el encierro y embellecerlo”

Rodrigo es el cantante y líder de la banda Ella es tan cargosa. Es autor de Dónde no van las melodías, su primer libro, editado durante la cuarentena. Además, cuenta en su haber con un disco solista Las cosas que inventás. Coordina talleres de escritura de canciones y conduce el programa de radio Librocks, por Radio la ciudad de Ituzaingó, los martes de 16 a 18 hs, radiolaciudad.com.ar y, hoy, es protagonista de nuestro «Encuentro en la Distancia».

Dialogamos con Rodrigo Manigot acerca de la posibilidad del encuentro musical y artístico en estos tiempos de ausencia de pogo y juntadas. El músico que lleva adelante la banda de más de 20 años de vida, nos comparte sus reflexiones y la manera que encontró de reinventarse ante la fatalidad que significó esta pandemia para la industria de la música. Por Laura Otero.

-Desde tu lugar de músico y al frente de un grupo de tantos años, ¿Cómo experimentaste la distancia obligatoria entre los compañeros, cómo fue sobrellevar el no poder juntarse a tocar, cómo la remaron como banda?

Fue un momento doloroso, que aún no pasó del todo. Nos enfocamos en hacer pocas cosas, con mucha paciencia. Primero, ensayar por separado el disco de los 20 años que debíamos grabar en abril. Entramos a estudios en junio, julio y avanzamos. Además, el confinamiento nos dio más tiempo para contactar a los invitados del disco. Era un álbum de reversiones de nuestras canciones más conocidas, así que en ese sentido el parate nos ayudó a que grabaran músicos que en circunstancias normales habrían estado girando. Una vez que grabamos, pensamos en hacer un streaming. Todo así, paso a paso. Un canto a la paciencia. 

-¿Cómo te resultó a vos el encierro a la hora de componer y tocar?

Al principio me deprimí fuerte. Enseguida miré para los costados y me vi rodeado de libros y de guitarras y de mucho tiempo libre, y me ordené y cambié el chip: hice una pandemia a ‘la japonesa’. Produje para televisión, coordiné siete talleres de literatura y de letras de canciones, escribí dos libros y compuse muchas músicas. No me quedó otro camino que aceptar el encierro y embellecerlo.

-¿Cómo describirías el acontecimiento de no poder tocar en vivo durante tanto tiempo (por la pandemia), y la posibilidad que ofrece el streaming, pero sin la presencia del público? Cómo te afectó a vos esa ausencia de público y de feedback?

La experiencia del streaming fue positiva, ensayamos mucho, sonamos bárbaro y nos emocionamos tocando. Pero el vivo…extrañamos horrores, además del descalabro económico y emocional que significan 10 meses sin tocar. Es tristísimo y me pone mal que no haya respuestas serias a la problemática de nuestro sector. Si fuera un gobierno macrista, esto hay que decirlo, estaríamos en pie de guerra. Pero es un gobierno peronista, con un presidente que encima ama el rock nacional, entonces nos descoloca. Metemos algún que otro tweet enojado, muy aislado, y ya.

-Todos quienes amamos la música sin ser músicos, sin dedicarnos a ella como profesión, sabemos que la música puede ser la mejor compañera o el mejor refugio y que salva y es rescate, pero de qué manera dirías que la música salva al músico?

La idea romántica de la música salvadora no me cierra, ni me cerró, a decir verdad. Sí sé que a mí me hace bien, me mejora el humor y mi vida, me la ha embellecido, tanto hacerla como apreciarla. Al menos, en mi caso, me hace feliz haber podido sostener un proyecto en el tiempo, haberle dado forma, viajar y conocer lugares y personas, componer, grabar discos. Eso hace que tu vida tenga encendida una lucecita especial. Y a la hora de sanarte…bueno, es un aliciente más, una baranda de dónde agarrarse. Pero además de música, para salvarte, creo que tiene que haber otras cosas: amigos, vínculos familiares fuertes, amor, libros, y una buena terapeuta, já!

 -Cómo se reinventaron ustedes como banda durante la cuarentena?, Se juntaron a tocar por zoom, cómo fueron los encuentros en tiempos de estar distanciados físicamente?

Todo fue lentamente. Primero ensayó el trío: Tano, Lucas y el Negro (guitarra, bajo y batería). Después nos fuimos sumando las voces. Yo ensayaba en el pasillo, afuera de la sala. La gente que pasaba por la vereda veía a un tipo con un micrófono cantando, yendo de aquí para allá. De locos.

-Contános por favor, cómo surge la idea de escribir un libro durante la cuarentena y cuál fue tu experiencia?

Me anoté en un taller de no ficción, coordinado por Matías Bauso, que le aportó mucha fe a mi escritura. Allá por junio me invitó a que escribiera un libro sobre el primer disco de mi banda Ella es tan cargosa, pero me pareció que mejor era contar el recorrido hacia ese primer disco, todos los años de búsqueda, de ensayos y errores. Cada miércoles llevaba un capítulo, y por suerte lo que leía gustaba mucho, así que fui ganando en confianza, y en unos meses estaba terminado.

-Qué enseñanza o mensaje te dejó el 2020 que te gustaría compartir con los lectores de CiudadSI?

Mi enseñanza sería que hay que resetearse y empezar de nuevo, si es que se puede, primero hay que enojarse, putear, después arremangarse y seguir. Tratar de reinventarse, no quedarse en la queja, y usar el fondo para salir con más fuerza y decisión a la superficie.

-¿Qué fue lo más lindo que leíste y lo más lindo que escuchaste durante el aislamiento obligatorio? 

Leí como un loco durante toda la pandemia, pero el momento en que en la parada del metrobus, camino a Canal 9, en Córdoba y Juan B Justo, terminé el cuento de Débora Eisenberg ‘Tachar y seguir’ quedará grabado en mi corazón.

¿Y lo más lindo que oí? Y, muchas de las canciones de Rosario Bléfari, ‘Viento helado’, por ejemplo me acompañó fuerte en el invierno. Y dos pibas más: Mariana Michi y Agustina Paz. Tienen unos temas increíbles y son pibas normales, piolas, súper sencillas. Cero Pomeles, já, como tiene que ser.

Próximas fechas:

En Ituzaingó: 

SAB 20 FEB Hudba

También pueden encontrar a Rodrigo Manigot en IG en talleres_ro con su taller de letras de canciones.

Comentarios

  1. Liliana Farina

    Excelente entrevista y respuestas que realmente te hacen pensar. Es cierto hubo que resetearse para poder seguir. Felicitaciones a ambos.

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *